Sentir para escribir

dandelion-54314_960_720

¡Hola!

Con el tiempo he aprendido que la inspiración es un sentimiento, un estímulo que nos permite dejar nuestras emociones sobre el papel para formar personajes que cobran vida. No siempre nos sentimos capacitados para escribir, a veces nuestras emociones no nos dejan plasmar lo que el personaje necesita que digamos de él, y de ahí surgen los denominados bloqueos. En esos casos, si el protagonista está viviendo una escena triste, pero mi estado de ánimo no es acorde con sus sentimientos, suelo recurrir a una película que me ponga triste, a una canción o a un libro para sentirme como el protagonista y así dejar la impronta de ese sentimiento con más énfasis dentro de la novela.

Pero ¿cómo podemos lograr entender las emociones? En mi evolución como persona y escritora, primero aprendí a conocerme a mí misma. Si me sentía triste buscaba la razón de esa emoción, si me sentía enfadada buscaba qué había desencadenado ese enfado, y así con el resto de emociones.

Los grandes escritores del siglo pasado tuvieron la propia vida como maestra. Aprendieron de sus propias vivencias y de las de otros para relatar sus historias, y describían paisajes que ocupaban largas páginas, a falta de televisión y de la facilidad con la que contamos hoy en día para viajar y conocer otros países. Tampoco tenían escuelas de escritura y mucho menos internet, y eso les hacía buscar una manera de expresión más profunda, meditaban más sobre las reacciones y comportamientos de las personas. Hoy en día encontramos cursos gratuitos o de pago que nos enseñan a escribir, pero lo que nadie nos puede enseñar es a sentir y a entender las emociones.

Así que sal a la calle, deja que el viento acaricie tu piel, que el sol te queme los brazos, que el frío invierno te corte los labios, piensa en las sensaciones que te producen y disfruta de la vida para poder plasmar la huella de tus experiencias sobre el papel. Ríe, llora, siente empatía con la gente de tu entorno, mira de comprender sus emociones, por qué se comportan como lo hacen, métete en su piel, siente sus vidas como si fuesen la tuya propia y con esas herramientas dale “alma” a las novelas.

Y ahora, ¿estás preparado para describir sentimientos?

¡Hasta pronto! 🙂

Anuncios

Un comentario en “Sentir para escribir

Los comentarios están cerrados.